PRESENTACIÓN

Nacho Blasco

Me llamo Nacho Blasco, soy de Castellón (España) y vivo en la costa del Mediterráneo. Toda mi vida ha estado vinculada a la investigación.

Soy licenciado en Metafísica por la University of Metaphysics (EEUU) y máster en Metafísica sobre los Estados de Conciencia por la University of Sedona (EEUU). Doctorado en Ciencia Metafísica, por la University of Metaphysics (EEUU).

Presidente de la Sociedad Científica para la Investigación de la Conciencia SCIC. (ESP).

Miembro de la Asociación Estadounidense de Doctores Metafísicos AMDA. (EE.UU).

Miembro de la American Hypnosis Association AHA. (EE.UU).

Miembro de la Sociedad Internacional de Hipnosis Clínica SIHC. (ESP).

Miembro de la International Hypnosis Association. IHA. (EE.UU).

Miembro de la Society for Psychical Research SPR. (GB).

Miembro de The Spiritual Science Research Foundation.

Profesor y director del Instituto Blasco para el Estudio de la Conciencia.

Autor de los libros: Morir para Sentirse Vivo y La Prueba del alma.

LA VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE

INVESTIGACIÓN SOBRE LA VIDA DEPUES DE LA MUERTE

La única evidencia que se sabe con absoluta seguridad, al nacer, es que todos vamos a morir. Por ello, he investigado la información más importante de nuestras vidas. «LA VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE».

Estoy libre de prejuicios, religiones, dogmas, atrapamientos, costumbres e ideologías primitivas, y por supuesto, soy de mente abierta. Y tener una mente abierta es aceptar que el conocimiento avanza y evoluciona, y que ciertas ideas se vuelven obsoletas con el tiempo. También es asumir la duda de cualquier cosa, pero aceptando las evidencias, cuando estas se producen.

Todos las personas, independientemente de la educación que hayamos tenido, raza, color, religión, país, posición, economía o estatus social, tenemos tres cosas en común: hemos nacido, estamos vivos y vamos a morir.

Si somos verdaderamente honestos con nosotros mismos, sabemos que todos nos hacemos permanentemente alguna pregunta, aunque sea en silencio, sobre nuestra continuidad después de la muerte. Por ejemplo:

¿La muerte es realmente el fin?

Quien soy, quien he sido, todo lo que he hecho en esta vida, mis emociones, mis sentimientos…

¿Todo esto desaparecerá para siempre, como dicen los materialistas?

¿Pierdo mi identidad y mi individualidad y paso a ser parte de un gran inconsciente, de un gran todo?

¿Están la Biblia y las religiones en lo cierto? ¿Lo está la ciencia convencional? ¿Todo nuestro destino es cuestión del azar o es la voluntad de Dios?

¿Existirá vida después de la muerte? ¿Veré a mis seres queridos de nuevo? ¿Estarán bien?

Cuando a una madre se le muere un hijo, la religión dice que es voluntad de Dios y la ciencia materialista dice que es causa del azar.

¿De verdad creéis que a una madre que ha perdido a un hijo, ambas teorías le consuelan o le sirven de algo?

Nací con una mente investigadora y soy por naturaleza racional y escéptico para todo aquello que no me sea probado. Llevo muchos años investigando y experimentando los fenómenos que demuestran que hay vida después de la muerte.

Me metí de lleno en una investigación independiente, solicitando información y entendimiento a grandes investigadores, científicos y psíquicos expertos de todos los rincones del planeta.

Durante un largo tiempo dejé toda mi vida de lado para centrarme en lo que considero la información más importante de nuestras vidas, tratando de encontrar pruebas y respuestas convincentes.

Quería respuestas a todas mis dudas personales, que eran las preguntas que han preocupado a todo el mundo desde que el ser humano existe.

He realizado una gran inversión en mi investigación, sometiéndome a multitud de experiencias personales, y presenciando grandes experimentos, tanto a nivel nacional como internacional, con los mejores profesionales y de mayor prestigio del mundo en este campo.

He estado y estoy en contacto con investigadores, psíquicos, médiums y científicos de distintos lugares del mundo. Ellos me han proporcionado infinidad de información, estudios, proyectos y experimentos científicos, y me han demostrado, de forma irrefutable, que la muerte, tal y como la conocemos, no existe.

Y en mis libros lo documento para que todos seáis conocedores.

terapia de vidas pasadas

INSTITUTO BLASCO

En la actualidad soy profesor y director del Instituto Blasco para el Estudio, la formación y la Investigación de la Conciencia (España).

El Instituto Blasco lo funde para el estudio y la investigación de los Estados de Conciencia en España, así́ como, para la formación de profesionales en los diferentes métodos y niveles de acceso al inconsciente.

Desde el Instituto Blasco, realizo varias formaciones, tanto en Análisis de la Conciencia, como en Hipnosis Expansiva.

Donde enseño a realizar un proceso de análisis profundo en los distintos estados de conciencia, desarrollado y diseñado para conectarnos con un estado de conciencia superior, y con ello, tomar conciencia sobre nuestra verdadera identidad inmortal.

LA TRANSFORMACIÓN

Todas las personas que experimentan una experiencia cercana a la muerte y se dan cuenta que siguen siendo conscientes, es decir que la conciencia sigue existiendo, pierden el miedo a la muerte, experimentan una paz interior y mayor aprecio por la vida misma, dejan de ser materialistas, y se vuelven más humanos que nunca, con grandes valores para el resto de sus vidas.

Pero no es necesario tener una experiencia cercana a la muerte para ser conscientes de todo esto, y precisamente, este es mi propósito a través de la Formación de Analista de la Conciencia, animaros a ampliar vuestra visión de la conciencia para que el cambio se dé. Un cambio importante y necesario a nivel individual y a nivel de humanidad, aceptar que el ser humano es inmortal, y que no hay necesidad alguna de temer a la muerte.

Cuando se pierde el miedo a la muerte de verdad, toda la perspectiva de la vida cambia, y los cambios que acontecen a nivel personal, son igual de importantes y profundos que los que ocurren al tener una experiencia cercana a la muerte o experiencias similares.

Pero lo realmente importante de esta formación es que te permite revelar el propósito de tu vida presente y, como agregado, te permite perderle miedo a la muerte, expandir tu conciencia, sanar tus emociones y sentimientos, sentirte liberado y con una gran paz interior y, sobre todo, lo más fascinante y reconfortante, sanar tu Alma.

ESTUDIO PROSPECTIVO

En la actualidad, desde el Instituto Blasco estoy realizando junto con un equipo multidisciplinar, un estudio prospectivo sobre los estados de conciencia, tratando de probar científicamente que a través del Análisis de la Conciencia e Hipnosis Expansiva se obtienen grandes beneficios terapéuticos, y es una herramienta fundamental para la psicología.

El equipo profesional del Instituto Blasco, está formado por profesores de Universidad de psicología y estadística, doctores en Metafísica, doctores en Psicología, psicólogos clínicos, neuropsicólogos y doctores en medicina.

BICS – BIGELOW INSTITUTE FOR CONSCIOUSNESS STUDIES

CONCURSO CIENTÍFICO A NIVEL MUNDIAL

En el año 2021, Bigelow Institute for Consciousness Studies, BICS CONTEST. Propuso un concurso a nivel mundial para demostrar, “La Mejor Evidencia para la Supervivencia de la Conciencia después de la Muerte Física Permanente”, a través de una tesis de 25.000 palabras.

Con el premio de un millón de dólares, repartido entre los tres primeros ganadores.

Se pedían muchos requisitos para participar en este estudio científico, y yo cumplía con todos los requisitos.

Así que me aventure, y realice la inscripción.

En este estudio científico, participaron junto conmigo la doctora María José Cardoso, la neuropsicóloga Antonia Esteban y la doctora en psicología Isabel Martínez.

Hubo un jurado con científicos de mucho renombre a nivel mundial que determinaban los ensayos aprobados o desestimados y si los participantes por sus credenciales estaban a la altura de participar.

Mi equipo y yo, fuimos aceptados.

Se presentaron 1.300 científicos de todo el mundo, tras un tiempo de estudio hicieron un corte, y eliminaron a 1.100 participantes.  Nosotros seguíamos entre los 200 seleccionados, y finalmente nombraron a los ganadores, entre los que no nos encontrábamos. Pero puedo decir con orgullo que participamos en el concurso donde más implicación de la ciencia ha existido a nivel mundial sobre este tema.

Nacho Blasco

CIENCIA METAFÍSICA

Estudie metafísica en una Universidad privada en Estados Unidos para mi conocimiento y crecimiento personal, y poder con ello entender los fenómenos que he investigado durante años.

Mi tesis doctoral se basó en mi investigación de más de 13 años sobre la supervivencia de la conciencia tras la muerte física. Doy gracias a la University of Metaphysics por aceptarla, no solo por ser la primera Universidad y de más prestigio del mundo en ciencia metafísica, sino por el reconocimiento y respaldo hacia mi trabajo.

La University of Metaphysics me ofreció la oportunidad de estudiar el campo de la conciencia de forma multidisciplinar, cosa que en mi país esto es imposible en la actualidad con la seriedad y amplitud de enfoque que obtuve durante mi formación.

Mi tesis doctoral en España, y muchos otros lugares de Europa, no hubiera sido aceptada por ninguna Universidad, ni tan siquiera considerada, en especial al tratarse de una investigación sobre la supervivencia de la conciencia tras la muerte física.

Cuando propuse mi investigación a la University of Metaphysics el comité de tesis realizó un largo estudio y valoración, hasta que finalmente la aceptaron. Fue impactante para mí, sintiendo una gran satisfacción e ilusión, y sobre todo un gran reconocimiento a todo mi trabajo.

La metafísica en Estados Unidos nada tiene que ver con el concepto que se tiene en España,  La metafísica es la única ciencia capaz de indagar más allá́ de las ciencias físicas y humanas, te permite comprender y entender todo lo que la ciencia materialista no puede explicar.

La metafísica es necesaria para entender el proceso evolutivo del ser humano. Y debería sin duda alguna estar presente en todas las escuelas del mundo.

En metafísica se tiene muy claro que los seres humanos somos energía y no exclusivamente materia. Con su estudio uno se hace consciente de que tras este mundo perceptible y visible existe un mundo invisible infinito, sutil, que es más real que la vida misma que todos conocemos.

«LA VERDADERA CIENCIA DE LA CONCIENCIA ATEMPORAL».

Los estudios metafísicos se centran fundamentalmente en nuestra conciencia, donde entendí que tenemos una mente local conectada a nuestra conciencia superior, no local, una conciencia inmortal (alma), infinita e indestructible, y que está en constante evolución, desde la cual creamos nuestra realidad.

El conocimiento de los diferentes estados de conciencia puede ser uno de los más importantes logros intelectuales de la historia de la humanidad, pese a ello, las áreas profesionales y científicas aplicadas a la vida de las personas, tales como la Psicología, la Medicina, o la Educación no lo han incorporado en sus temas de investigación y formación, tanto en universidades como en colegios profesionales, lo que no deja de ser profundamente llamativo. Esta flagrante omisión repercute en la sociedad y las instituciones quienes consideran los temas relacionados con la expansión de la conciencia como pseudociencias.

Las ciencias materialistas solo ven y entienden lo que es visible o tangible, deduciendo que lo no visible, lo que no se puede medir y manejar con su método positivista no es real. Claramente, esto es un gran error, reflejando un reduccionismo de pensamiento y un grave totalitarismo cuando excluye una parte fundamental de la realidad humana.

Sin embargo, ha sido desde la ciencia que hemos podido avanzar en el conocimiento de nuestra verdadera existencia, más allá de lo físico. Las investigaciones de la Física Cuántica han supuesto uno de los mayores logros del intelecto humano y han arrojado luz a la comprensión de los fenómenos naturales, más allá de los planteamientos materialistas de la física clásica

La física cuántica explica el mundo subatómico con grandes implicaciones en los fenómenos macroscópicos y, naturalmente, en el ser humano como parte de la naturaleza, y compuesto en su base física de moléculas, átomos y demás elementos constitutivos de la materia.

Los avances de la física cuántica han permitido pasar del dominio de lo material a la consideración de que el fundamento de la vida es la ENERGIA.

Todo lo que sucede en la vida es energía, y según se procese, así se manifiesta.

Una persona es una entidad viva multidimensional que se manifiesta a nivel físico, emocional, y a través de los pensamientos. Los pensamientos son una forma de energía y en la práctica constituyen la antesala de las acciones. Todo lo que se piensa puede convertirse en realidad. En definitiva, las acciones de las personas proyectan sus pensamientos, su energía.

Este enfoque nos deja claro que hay que gastar la energía en pensamientos positivos y controlar en lo posible los pensamientos negativos. Si utilizas los pensamientos en todo aquello que no quieres o que no deseas, justamente eso es lo que ocurrirá en tu vida. Si cambias la manera en que ves las cosas, las cosas que ves cambian.

Fijaros lo importante que seria que nuestros hijos pudieran aprender todo esto durante sus estudios, no solo que sus pensamientos crean su realidad, sino que la vida continua, no finaliza con el fin del cuerpo físico. Si esto pudiera ser posible, la vida sería muy distinta para todos.

Para mí, estudiar metafísica ha sido una gran lección de vida, y un gran descubrimiento de quienes somos. Y lo más importante, la metafísica al igual que los fenómenos psíquicos que he investigado durante años me hicieron comprender y entender que donde vamos todos al morir no es ningún lugar, sino un «ESTADO DE CONCIENCIA».

Las personas solemos preocuparnos y centrar toda nuestra vida en lo que nos sucederá́ en los próximos 20 o 30 años de vida presente. Sin embargo, la metafísica y todo lo investigado y aportado en mis libros me hicieron ser consciente de la inmortalidad de la conciencia, con lo que pasé de preocuparme por mis próximos años de vida a prepararme y preocuparme para los próximos 20 o 30 mil años, por mi eternidad.

La humanidad, paga un precio muy alto por ignorar la evidencia de la supervivencia de la conciencia.

Espero y deseo que la lectura de mis libros te aporte ideas para reflexionar y posiblemente cambiar tus pensamientos, al descubrir que somos mucho más que un cuerpo, que somos una conciencia inmortal en un constante proceso evolutivo.

Nacho Blasco

LA PRUEBA DEL ALMA

SOCIEDAD CIENTÍFICA SCIC

En el año 2019 funde la Sociedad Científica SCIC, para el estudio y la investigación de la Conciencia con un objetivo prioritario, evidenciar la supervivencia de la Conciencia tras la muerte física.

La SCIC es una entidad científica de ámbito nacional, sin ánimo de lucro, cuya finalidad desde su constitución es, el estudio e investigación de la Conciencia y su continuidad tras la muerte física.

Desempeña un papel importante ante los retos actuales del ser humano, tanto a nivel de investigación, como de experimentación, difusión, formación, orientación y acompañamiento.

La esencia y referencia de la SCIC es mi libro “La Prueba del Alma”, donde se aporta una importante recopilación de evidencia científica sobre la Conciencia y su continuidad.

En la Sociedad Científica somos un equipo multidisciplinar formado por un conjunto de profesionales provenientes de diferentes disciplinas, complementarias y unidas, para lograr un objetivo común.

Promoviendo el conocimiento y los avances científicos sobre la Conciencia, a través de congresos, publicaciones y encuentros experimentales presenciales “Encuentro Isabela”.

Indagando y estudiando en profundidad la Conciencia, sus diferentes estados y su continuidad.

Ofreciendo programas de ayuda gratuita con la finalidad de informar, orientar, compartir y acompañar a las personas que están atravesando diferentes procesos dolorosos y confusos.

Me siento enormemente orgulloso del trabajo que tengo, creo firmemente que no hay oficio más gratificante y reconfortante que se pueda tener estando vivo, que el de demostrar y difundir el conocimiento de lo que nos espera tras la muerte física.

Nacho Blasco